OPINIÓN | Por Celia Berlinches

¿Cuántas compositoras se programan?

El pasado 18 de marzo acudí a una conferencia titulada “La mujer en la música: perspectiva histórica, situación actual y repertorio” en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. La ponente Isabel Pérez Dobarro, pianista y joven líder en el ámbito de la sostenibilidad, realizó un recorrido histórico sobre la mujer en la música y explicó a la audiencia la importancia de la musicología feminista.

Vivimos un momento histórico único, en el que las mujeres estamos involucradas en un proceso de cambio muy significativo que está afectando a la sociedad y que hasta ahora no había sido tan multitudinario. Aunque muchas personas quieran mirar hacia otro lado, lo cierto es que los datos nos advierten de la magnitud del problema de desigualdad que tantos siglos hemos arrastrado.

En la conferencia se citaron datos alarmantes como que la Orquesta Sinfónica de Chicago tiene a 54 compositores a lo largo de su temporada 2018-19 y ninguna es mujer, al igual que ocurre con la orquesta de Filadelfia. También la Filarmónica de Nueva York tiene a 49 compositores y solo dos son mujeres. ¿La forma de pensar de las orquestas sigue siendo tradicional? El problema es evidente y hay que buscar soluciones con urgencia. Se necesitan leyes e instituciones que apoyen la participación femenina en las programaciones para que pueda visibilizarse su labor creativa y sirva de ejemplo para las futuras generaciones.

¿Qué es lo que podemos hacer como artistas para contribuir a una mayor igualdad entre hombres y mujeres? Fue una de las ideas significativas que lanzó Isabel sobre la que deberíamos reflexionar. Tenemos una herramienta muy importante que es la conexión con el público y eso puede ser una vía de comunicación directa y, a la vez, educacional. Un ejemplo de ello, fue el concierto que se realizó después de la conferencia donde los alumnos y alumnas de piano contemporáneo del RCSMM participaron en la realización de una programación totalmente femenina con obras de Tailleferre, Poulenc, Machado, Díez, Serrrano Cueto,Vietor, Catalán, Chaminade, Arens, Davenport…donde pudieron estar en contacto con las obras de mujeres, y además, trasladárselas al público.

Deberíamos hacer autocrítica como individuos, pero también como sociedad, y empezar a realizar pequeñas acciones que contribuyan a un mundo más igualitario entre hombres y mujeres, donde la cultura pueda seguir enriqueciéndose con tantas mujeres que participaron, participan y participarán en la música.

En Clásica FM, vamos a ponernos en marcha y en las próximas semanas lanzaremos reflexiones y estudios sobre las mujeres en la música sinfónica, para contribuir al conocimiento del problema y buscar nuevas soluciones. ¡Síguenos y participa en el cambio!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here