OPINIÓN | Mario Mora

Es temporada de premios. De Goyas, de Oscars, de Baftas; y en la música, de Grammys. Y seguramente ya sabrás que Rosalía ha sido una de las ganadoras de estos prestigiosos premios internacionales, lo cual ha encendido el orgullo patrio, ha provocado la reivindicación de un hito, y sobre todo, ha desempolvado a las primeras que lo hicieron.

Qué alegría daba leer en los medios esos titulares. “Rosalía, la cuarta española en ganar un Grammy después de Caballé, Larrocha, y Natalia Jiménez” nos contaba El País. “Rosalía, más cerca de los 4 Grammys de Alicia de Larrocha” titulaba El Mundo. O ese “Rosalía se acerca con su primer Grammy al reino de las diosas presidido por Alicia de Larrocha del ABC

Fue muy emocionante ver cómo el recuerdo de Larrocha se hizo transversal. Hasta el MARCA le recordaba compartiendo sus grabaciones de la música de Albéniz. ¿Viste el titular de 20 minutos? Alicia de Larrocha se mantiene inalcanzable con sus 4 Grammys, a pesar del primero conseguido por Rosalía”. O ese del Huff: Rosalía, la Monsterrat Caballé del s. XXI, recordando que fue Caballé la primera en obtener uno de estos premios Grammys creados en 1959.

Qué maravilla leer todo esto, ¿eh? Porque viste todos estos titulares y estas noticias, ¿no? 

Ah, pero… ¿no los viste? ¿no?… Yo tampoco.


Si has llegado hasta aquí, es posible que quieras ayudarnos. Clásica FM se financia gracias a la ayuda de sus mecenas, que con solo 5€ mensuales – sin compromiso de permanencia – mantienen viva la plataforma. Además, ofrecemos numerosas ventajas, regalos y descuentos para todos nuestros mecenas. Ayúdanos aquí, y si tienes dudas, te respondemos inmediatamente en contacto@clasicafmradio.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here