El circo de las enseñanzas superiores

Escúchalo al comienzo de este audio:

OPINIÓN // Por Mario Mora

Siempre hay dos o tres momentos del año en el que el tema de los conservatorios son noticia. Uno es cuando se acerca el mes de junio por sus posibles temidas o esperadas oposiciones. Otro, algo antes de primavera por anunciarse éstas. Y otro es por estas fechas pre-invernales en las que los gobiernos autonómicos juegan a ser reyes sin saber quién habita bajo su reinado.

img_0057

Los aspirantes a alguna de esas plazas deseadas hipotecan a veces sus planificaciones anuales jugando a la ruleta rusa con las decisiones de los de arriba. La política, de nuevo, decidiendo lo que debe suceder en los pasillos de un conservatorio. Esa política que de repente alarma a los que llevaban tiempo preparándose para ser catedráticos en Madrid y observan atónitos cómo las dichosas plazas ni aparecen en la Oferta Pública de Empleo.

Infartos también que llegan a Conservatorios como el Superior de Castilla-La Mancha al sorprenderse justo con lo contrario: profesores recién examinados en unas oposiciones a interinidades que ven cómo una consejería sin aparentes asesores anuncia que borrón y cuenta nueva; que ya eres interino, sí, pues ahora a la calle y a empezar otra vez. ¿No querías plazas? Pues toma 50.

Cada vez que tengo que explicar a mis compañeros extranjeros de qué dependen las plazas de un conservatorio en España, se echan las manos a la cabeza. No es fácil entender cómo un señor por llevar trabajando 10 años más que tú te va a quitar un puesto, cómo tú por no haber gastado tu tiempo (y tu dinero) en un master no tienes opción a esa plaza, por muchos premios que tengas, o cómo tu escaso nivel de español no te es suficiente para enseñar en uno de los conservatorios superiores más prestigiosos de España. Ni aunque todos tus alumnos fuesen extranjeros.

Estamos viviendo tiempos más que tormentosos en la educación musical superior. Conservatorios dentro del marco de la educación secundaria, Conservatorios dentro de la Universidad, Conservatorios que se convierten en Fundaciones, Conservatorios que se privatizan, Conservatorios que nacen en Universidades Privadas, Conservatorios que no son Conservatorios pero dicen dar el título superior de los Conservatorios… ¿y qué va a ser de esta generación de estudiantes dentro de 10 años?

Espero que no paguemos las consecuencias, porque si no, nos quedarán años de vacío en el cajón de los éxitos internacionales de nuestros jóvenes músicos españoles.

Sobre el programa:

Otras noticias aquí
Sin comentarios

¿Te gustaría comentar esto?: