La música clásica ya ha superado el machismo. ¿Verdad?

Escúchalo al comienzo de este audio:

OPINIÓN // Por Mario Mora

La Fórmula 1 retira a las mujeres paragüeras de la parrilla de salida. “Espera que yo quería escuchar Clásica FM y se me ha ido…” No, no. No se te ha ido, sigues aquí. La Fórmula 1 retira a las mujeres paragüeras de la parrilla de salida por el contexto social actual y la cosificación sobre la mujer que implicase su existencia.

¿La Fórmula 1 ya ha superado el machismo? Claro… por eso hay tantas jefas de equipos (1, y heredado), tantas mecánicas (…suena rara la palabra) y tantas pilotas (…no existe, “pilotos”).

img_0057

Algo parecido pasa en el cine. Veíamos en la reciente Gala de los Goya 2018 las continuas reivindicaciones con ese hastag #+mujeres (en algún momento reivindicaciones que no estaban muy bien hechas, todo hay que decirlo, pero siempre bien recibidas), y podría parecer que al menos ya se está haciendo algo por cambiar las cosas en el mundo del cine, aunque aún no se haya conseguido.

Nosotros, desde la música, les miramos a todos ellos con la superioridad y la tranquilidad de los deberes hechos, desde esa atalaya en la que todo parece maravilloso. La música clásica sí que ha superado el machismo. ¿Verdad?

Así a simple vista parece que ya no haya puestos exclusivos para hombres, que en las orquestas se ve de todo, que en los carteles de grandes solistas hay más variedad… ¿no? Bueno, veamos algunos datos, por ejemplo, de festivales de música de compositores vivos:

  • Festival Rainy Days de Luxemburgo 2017: El 17% de los compositores programados son mujeres. Entre los intérpretes: 90 hombres, 41 mujeres
  • Festival Presences de Paris 2018: Solo el 5% de los compositores programados son mujeres. Entre los intérpretes: 37 hombres, 15 mujeres
  • Festival Ultraschall de Berlín 2018: Solo el 21% de los compositores programados son mujeres. Entre los intérpretes: 40 hombres, 11 mujeres.

Son algunos datos que ofrece la web New Music, en los cuales todos los festivales se quedan lejos del 50% de compositores vs compositoras programados.

Yo, que no soy defensor de la paridad matemática, me cuesta mucho creer que ésta sea la distribución natural. O que en el Ciclo de Grandes Intérpretes de Scherzo el 80% de los intérpretes programados sean hombres, o que en la Orquesta Nacional el 87,5% de los directores que están programados para lo que resta de temporada sean hombres, o que en el Teatro Real el porcentaje de hombres directores tanto musicales como de escena sea… el 100%. Ya solo falta que la próxima Reina de la Noche sea Jonas Kaufmann.

Decíamos a principio de temporada: “queda mucho por hacer, pero se está haciendo”. Cada vez lo tengo menos claro.

Sobre el programa:

Otras noticias aquí
Sin comentarios

¿Te gustaría comentar esto?: